Quién es Mahmoud Reda

La figura de Mahmoud Reda no tiene precedentes en el mundo del arte egipcio y la Danza Oriental

Su trabajo es una ventana al mundo de la cultura egipcia, especialmente en lo referente a su música y sus danzas y costumbres populares.


El indiscutible valor y talento de Mahmoud Reda como danzante es tan importante como su aporte científico y social a la danza. 

         Gracias a su valiosísima investigación del folklore y las danzas de diferentes regiones de Egipto, el Raks Sharki se enriqueció enormemente alimentándose de las raíces del pueblo.

Mahmoud Reda es el pionero de la “Danza Teatral” egipcia. Supo llevar a los escenarios su propia interpretación llena de elegancia, respeto y esencia, de las danzas populares y el folklore de su país.

El resultado de esta puesta en escena de sus investigaciones, fruto de años de trabajo y viajes, lo llevó a crear un nuevo estilo dentro del Raks Sharki, de gran proyección y originalidad.

Los resultados de la trayectoria del maestro Mahmoud Reda son, en cifras, sorprendentes: más de 150 bailarines han pasado por la Reda Troupe, (fundada en 1959 y dirigida por el maestro hasta 1990) así como decenas de músicos, técnicos y especialistas en el mundo del arte escénico; más de 50 países tuvieron la suerte de presenciar el espectáculo de la Reda Troupe, y más de 150 bailes y escenas de danza de diferente inspiración hacen el repertorio del maestro. Todo esto es historia, pero una historia viva, porque su influencia en la Danza Oriental o Raks Sharki, en la actualidad, a lo largo de todo el globo terráqueo, es más que palpable

Toda bailarina de danza oriental versada en la materia, conoce y valora la figura de Mahmoud Reda y su legado.

Y, aunque la danza oriental hoy en día tiende a evolucionar a un concepto y modo en parte muy alejado del estilo y concepto de danza del Maestro, no puede, ni consigue, ni creo que quiera desvincularse del todo de la esencia y la base que Mahmoud Reda aportó, ya que Mahmoud Reda construyó unos pilares sólidos y enriquecedores para levantar el templo del Raks Sharki.

“Mi trabajo era una mezcla de la danza folklórica original, el ballet que aprendí aquí en Egipto y en París, y mi propio estilo personal y esto fue sorprendentemente exitoso.”

Cita  de Mahmoud Reda extraída del artículo “Mahmoud Reda, pionero de la Danza folklórica Egipcia”

El valor documental del trabajo de Mahmoud Reda es incalculable. Hay que pensar que la época en la que él hizo su “laboratorio de investigación”  (década de los 70) apenas había archivos de imágenes y menos aún de video sobre la danza, el folklore, y las costumbres culturales y musicales de Egipto. En la mayoría de ocasiones, estas manifestaciones culturales se limitaban a eventos puntuales y tradicionales de las poblaciones, y sólo existía memoria escrita o verbal de aquellos aficionados que habían podido presenciar dichos eventos.

En Egipto podemos distinguir varias regiones áreas culturales: los beduinos del desierto, los habitantes del Delta del Nilo, el Alto Egipto, los Nubios y las tribus del lejano sur, así como los habitantes de los oasis de Siwa, Dakhla y Kharga.

Pero Mahmoud Reda no se limitó a observar la danza y la música de cada región, también se sumergió en las tradiciones cotidianas, el trabajo, las relaciones sociales. Su inspiración surgía de cualquier escena del día a día, de ver a los pescadores manejar las redes con un peculiar y característico movimiento y postura, o de ver a las mujeres recolectar el algodón al ritmo de sus cánticos, etc.

En el libro “Dancing is my life” que me regaló el propio Maestro, dedicado por él y Farida Fahmy (su compañera en los escenarios, artista de gran valor e importancia para la danza oriental de la que hablaré en futuros artículos) bajo el techo del auditorio de la Biblioteca de Alejandría, hay un ejemplo palpable, entre otros muchos, de la creatividad y teatralidad de las piezas de escenario del Maestro, fruto de su valiosa observación del mundo egipcio:

“En la provincia de Al-Minia tuvieron la ocasión de presenciar un juego de jovencitas que tenía mucho potencial para ser representado en el escenario: las niñas jugaban en un corro semicircular a cantar al unísono, y por turnos, cada chica daba un paso al frente para imitar, con gestos, movimientos, bailes y cantos, a personajes característicos de su pueblo; ya fuera la hija del alcalde, o el bailarín rural profesional, o el galán de la villa, o “la loca del pueblo”. Mahmoud Reda creó un número de danza inspirado en dicho juego, en el que además incluía a niños jugando al balón, llamado Al’ab Al-Azfal.

Yo he tenido la gran suerte de conocer personalmente al Maestro Mahmoud Reda, y de aprender de él y también de la gran Farida Fahmy. Estos grandes artistas son ante todo grandes personas, humildes y maravillosas, todo un Tesoro de Egipto más majestuoso que sus propias pirámides.

He tenido la suerte de bailar sus danzas en su propio país, en los escenarios de la Biblioteca de Alejandría. Hablar de Mahmoud Reda en España es hablar de Nesma, heredera de su legado, quien todavía difunde y enseña a todas las bailarinas que así lo deseen el legado del maestro. Gracias a Nesma yo pude experimentar la belleza y el valor de este legado en los propios escenarios de Egipto y de otras ciudades del mundo.

Independientemente de nuestra personalidad como bailarinas, conocer el legado de Mahmoud Reda es fundamental, es un pilar básico del Raks Sharki. Desde aquí mi abrazo para este Maestro.

Un pensamiento en “Quién es Mahmoud Reda

  1. Me encanta este blog de danza . Me ayudas mucho con español y he aumentado los conocimientos de danza oriental. En mi país , no hay muchas bailarinas que cuenten las historias de danza oriental . Ahora , puedo traducir a mis compañeras de baile y compartimos.

Deja un comentario